Inspiración vintage y los secretos mejor guardados

Estudio Requetebien / Tendencias en eventos  / Los vestidos de novia de las famosas más elegantes

Los vestidos de novia de las famosas más elegantes

Grace Kelly

Dentro de la vorágine de preparativos que conlleva una boda, hay uno que nos hace a las novias y, amigas “de”, especial ilusión y ése es el vestido de novia. Todas hemos soñado en algún momento de nuestra vida en cómo sería nuestro atuendo ideal, en cómo nos gustaría, o no, aparecer ese día ante nuestra pareja para sorprenderla, antes nuestros invitados para que se queden perplejos con nuestra belleza. Seamos sinceros, a todas nos preocupa un pelín este asunto, queremos sentirnos radiantes, guapas, en dos palabras, de cine. Hasta las novias que no tienen especial interés en ser las protagonistas, preparan los detalles de su vestimenta con esmero, pues ¿cuántas veces vamos a poder lucir así?

Bueno sí, es cierto, hay muchos tipos de boda y de novia muchos más. Hay personas que se casan más de una vez y no por eso escogen el mismo tipo de vestido. Hay novias que no quieren una boda al uso e, incluso, hay quien se casa en la intimidad más absoluta. Sin embargo, todas buscamos y buscamos.

De este tipo de búsqueda trata nuestro post de hoy. Vamos a volver la mirada atrás, a aquellos vestidos de novia que hicieron historia, a los más aplaudidos, en esencia, a los más ovacionados y que, aún siguen al orden del día, como pueden verse en las bodas de celebridades más recientes. La sencillez y la clase de muchos de estos vestidos son la clave para que perduren en el tiempo y los identifiquemos al instante. Estoy segura de que os van a enamorar.

 

Marie Antoine Francois of Chaponnay

 

Dos años después de la ruptura con James Hanson, Audrey Hepburn se casó tan elegantemente con Mel Ferrer. Escogió un vestido corto romántico de inspiración victoriana. Lo que más nos gusta son las flores como tocado, que tanto se lleva a día de hoy. Vía Vogue Novias

 

Bailarina y, posteriormente, actriz, Audrey Hepburn siempre aparecerá en nuestra memoria como la elegancia eterna con su vestido negro en desayuno con diamantes o su falda midi en Vacaciones en Roma. Sin embargo, para ella no todo fue un jardín de rosas, con este atuendo se pretendía casar con James Hanson. Su vestido de muselina finalmente lo regalaron las diseñadoras Fontana a alguien que realmente lo amara, como petición expresa de Audrey.

 

Jacqueline Bouvier
Cuando aún no era Kennedy, Jackie escogió un diseño en seda y tafetán de Ann Lowe. Además el velo era de su abuela. La elegancia la acompaña hasta más allá de su muerte y su vestido sigue estando al orden del día.

 

Si por algo se conoce a la actriz Elizabeth Taylor, es por la cantidad de veces por las que pasó por el altar. En concreto, ocho veces y ésta fue la primera en 1950 con el heredero de la cadena de hoteles Hilton, y tío abuelo de la célebre Paris Hilton. Lució un vestido de satén valorado en 1500 euros, una fortuna en aquella época, pero claro no lo pagó ella, ya que se lo regalaron los estudios Metro Goldwyn Mayer. La pareja se divorció en menos de un año. Vía Hola.com

 

En 1957 se casó por tercera vez con Michael Todd, quién falleció al año en un accidente de avión. Este fue el único matrimonio que no termino en divorcio. Su vestido era espectacular con ese escote tan pronunciado y la corona. Vía Hola.com

 

Richard Burton fue el gran amor de su vida y su quinto marido. Por él llegó a subir de peso notablemente para no realizar ninguna película. Su amor fue la comidilla del mundo de Hollywood durante sus diez años que duró, pues, como afirmó la actriz: “No puedes entrechocar una y otra vez dos cartuchos de dinamita y no esperar que exploten”. El recuerdo que mejor guardó de estos años fueron las carísimas joyas que le regalaba su marido para ganar su reconciliación. Otro dato curioso, Richard fue el único hombre que no alabó en público su belleza, ahora sí, se dedicó a resaltar su multitud de defectos ante la prensa.

 

Frank Sinatra logró cautivar a las mujeres más portentosas de su época. Se casó 4 veces y una de ellas fué con la guapísima Mía Farrow. Ella encandiló el día de su boda gracias a su sencillez y elegancia con su chaqueta estilo Chanel. Por cierto, un detalle, que seguro que os encanta; Mia siempre acudía a cenar con Frank Sinatra con el pasaporte en el bolso, pues como ella misma afirmó: “Con él nunca sabías cómo iba a terminar una noche. A mitad de la comida te decía, ¿y si nos vamos a tomar el postre a Londres?

 

Esta imagen la hemos puesto, porque tiene un parecido tremendo a la portada de Vogue del mes de septiembre de 2017, la que protagoniza Bella Hadid y que os dejamos debajo.

 

Vía Vogue.es

 

Con este vestido ajustado y el velo corto, Marilyn Monroe pasó por segunda vez al altar con el escritor Arhur Miller. Dicen que el reescribió el guión de Vidas rebeldes para demostrar que su mujer podría representar un papel dramático. Sin embargo, se convirtió en un regalo envenenado, ya que Monroe terminó enganchada a las drogas y con una crisis que la llevó a ingresar en una clínica psiquiátrica.

 

El estilo de Gloria Vanderbilt es envidiable. Nos apasionan las texturas, las novias diferentes y sencillas, por eso le damos un diez. Su entonces marido, Wyatt Cooper, la acompañó con igual perfección.

 

Silvye Bartan. Mito de los años 60 en Francia como cantante y actriz. Dejó boquiabiertos a todos con su espectacular capa.

 

Por supuesto, no podíamos olvidarnos del Principado de Mónaco y de Grace Kelly, la actriz que se convirtió en princesa y consiguió relanzar el marchito principado. Aún se sigue especulando si el príncipe Rainiero, siguió el consejo de su amigo Onassis para que celebrara una boda hollywoodiense en Mónaco y sacara a flote el principado. Poco después se rodó Atrapa a un ladrón de Hitchcock, protagonizado por Kelly y Cary Grant. La revista Paris Match retrató para la ocasión a los actores en el palacio de los Grimaldi, donde conoció al príncipe Rainiero.
Su vestido lo diseñó Helen Rose, quien revisó el trabajo de casi dos meses junto a 36 costureras. No le faltaba ni un mínimo detalle: encaje de Bruselas para el cuello alto, la manga larga y un corpiño bien ajustado; una falda ondulante hecha de encaje de punto rosa, seda y tafetán y miles de pequeñas perlas cosidas a mano.

 

Con 21 años, Carolina de Mónaco se casó por primera vez con Philippe Junot de 37. Primero en una boda civil donde destacó su sencillez y clase. Vía Hola.com.

 

Para la ceremonia religiosa, Carolina deslumbró con un diseño de Dior, que le marcaba la cintura. Sus adornos florales en el pelo y su ramo de novia aún siguen al orden del día. A su boda asistieron celebridades como Ava Gardner, Cary Grant y Frank Sinatra.

 

Y ahora un recorrido rápido por las bodas más actuales, claramente inspiradas en las que os hemos enseñado…

 

Tatiana Santo Domingo deslumbrante en su boda en invierno

 

Mercedes Peralta por Roberto Diz. Vía Casilda se casa

 

Dafne Fernández en su boda la semana pasada

 

Bianca Baltti por Dolce & Gabbana, claramente inspirado en las novelas de Jane Austen. Vía Vogue.es

 

Miranda Kerr con su vestido inspirado en el de Grace Kelly.

 

Olivia Palermo en su boda secreta con un look de Carolina Herrera y los ‘Manolos’ de Carrie Bradshaw

 

Margherita Missoni con un vestido de seda y organza de Giambattista Valli, tiara vintage. Vía Vogue.es

 

Por último, la boda de la Duquesa de Cambridge de Sarah Burton para Alexander McQueen.

 

¡Hasta la semana que viene!

Sin comentarios
Escribe un comentario

Noticias Estudio Requetebién

¡Todo ha ido bien! Gracias por tu interés.

Ha ocurrido un error. Por favor, inténtalo de nuevo en unos minutos

Estudio Requetebién utilizará la información facilitada en este formulario para enviarte únicamente nuestras noticias y promociones.